Ranking: Los cinco autos más famosos del cine

Hay coches o autos icónicos gracias al cine, autos que todo el mundo reconoce gracias a la gran pantalla. Cada generación tiene los suyos, así que vamos a hacer un pequeño repaso y a mostrar los cinco coches más famosos del mundo del cine.

Este ranking con los 5 autos más famosos del cine es “algo” arbitrario, aunque no están aquí por capricho, si no, en qué película aparecieron y el protagonismo que tuvo el auto en el film, entre otros datos.

Aston Martin DB 5 – James Bond

De la época en la que le cine dio el salto al color podemos nombrar al Aston Martin DB 5. Quizá es un coche que no te suene, pero eso cambia cuando te digo que ha sido el coche de James Bond en muchas películas, del James Bond interpretado por Sean Connery, que para muchos es el mejor James Bond de la historia.

Aston Marin DB5

Este deportivo británico, potente pero muy refinado, ha marcado a varias generaciones. Si le preguntas a tu padre e incluso a tu abuelo, seguro que conoce el coche a la perfección.

El auto fue producido entre 1963 y 1965. Su motor es un 6 cilindros en línea de 4.0 litros que entrega 210 HP, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 8 segundos y una velocidad máxima de 8 segundos.

Ford Gran Torino 1972 – Gran Torino

Damos un salto a la actualidad y también nos vamos a otro continente. El Ford Gran Torino es uno de esos clásicos americanos que representa lo que fueron los coches americanos en una época ya pasada.

Ford Gran Torino 1972

Gracias a la película del mismo nombre, Gran Torino, protagonizada por Clint Eastwood. Este coche se ha hecho famoso en todo el mundo. Además gracias a él vemos la cultura americana de guardar y cuidar los coches hasta el extremo.

Lo cierto es que es un coche precioso que a todos nos encantaría conducir alguna vez.

El Ford Gran Torino del ’72 estaba propulsado por un enorme motor V8 de 7.0 litros.

DeLorean DMC-12 – Back To Future

La lista no está hecha con ningún orden, pues de estar los coches ordenados de más a menos conocidos el DeLorean DMC-12 debería estar en primera posición. ¿Quién no conoce el coche de Regreso al Futuro (Volver al Futuro)?

DeLorean DMC-12

 

Es un coche que marcó a la generación de los ochenta, la cual creció viendo esta cinta en la cual gracias al DeLorean se podía viajar en el tiempo. Aún hoy quedan algunos circulando por las calles, aunque su número es escaso debido a que en su tiempo este coche fue una pesadilla para sus dueños, que soñaban con los problemas del sistema eléctrico.

Su diseño era extraordinario con esas puertas “alas de gaviotas” y su carrocería hecha en acero inoxidable. El motor del auto era un V6 de 2.8 litros que desarrollaba 170 CV aproximadamente. Fue producido en conjunto con Peugeot, Renault y Volvo. En cuanto a la velocidad final y aceleración, hay muchas controversias, pero se calcula que llegaba a los 200 km/h y el Sprint de 0 a 100 lo alcanzaba en 10,5 segundos, aunque el fabricante declaraba 8,5″.

 

Cadillac Miller-Meteor 1959 – Goshtbusters

De la misma época que el De Lorean tenemos al Cadillac Miller-Meteor. El Cadillac no es un coche bonito, yo diría que todo lo contrario, pero se hizo mundialmente famoso gracias a las películas de los Cazafantasmas, que fueron de las más famosas de los años 80.

Cadillac Miller-Meteor 1959

Los Cazafantasmas se movían con su Cadillac Miller-Meteor, un coche enorme en el que podían trasladar todos los trastos que necesitaban para poner a buen recaudo a los fantasmas a los que se enfrentaban.

El coche fue usado como ambulancias y también como un coche fúnebre.

Pontiac Trans Am – Night Rider

No salimos de los años ochenta, años que han vuelto con fuerza. Así, el Pontiac Trans Am es otro de los coches icónicos de la época, pues es el que se usó para rodar el Coche Fantástico, serie de televisión muy famosa que ha pasado a la gran pantalla.

Cadillac Miller-Meteor 1959

La serie hizo famoso a David Hasselhof, que a los mandos de su Pontiac llamado Kitt, ayudaba a todo aquel que tenía problemas. Es normal que el Pontiac se hiciese tan famoso como David Hasselhof, pues lo cierto es que el coche era capaz de todo gracias a un superordenador que llevaba dentro. Además de tener “pensamientos propios”.

En este ranking podrían caber más de una decena de autos famosos gracias al Séptimo Arte, sin demasiada memoria, han quedado afuera el “General Lee”, “Herbie”, “Christine”, autos de la franquicia Fast & Furious, la Ferrari Testarossa blanca de Miami Vice, “Bumblebee” de Transformers, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *